Liberación del Karma

POR EN CRECIMIENTO INTERIOR NO HAY COMENTARIOS , ,

Liberación del KarmaDe las diversas energías (frecuencias-ondas) que conforman el Universo, con nuestra capacidad sensorial actual, solo somos capaces de percibir un 6% del espectro electromagnético. Entonces surge la siguiente pregunta. ¿Qué ocurre con el otro 94% de esa vibración que nuestra percepción sensorial no es capaz de percibir? Dicho de otra manera si sólo somos capaces de percibir un 6%, que realidad con respecto a la existencia Universal estamos percibiendo.

El existir identificado al Ego, nos hace suponer que las acciones (físicas-emocionales-mentales) son causadas por nosotros y las experiencias resultantes son sus efectos.

Sabemos que para aquel que vive apegado al ego, el llamado karma se cumple siempre. Quien vive identificado al SER, es consciente de que no existe nadie que esté realizando acciones ni nadie que este experimentando nada.

Cuando somos conscientes de la percepción sensorial en el Atman (percepción 100%), no hay individuo que experimente las consecuencias de sus acciones. Por lo cual en el estado de comunión consciente con “Aquello que siempre Es” queda invalidada toda la estructura de las Leyes Kármicas.
¿Es posible superar aquello que llamamos Karma, mientras utilizamos el vehículo llamado cuerpo?.

Sí. Cuando el vehículo del que depende la manifestación (Maya-mente) del Karma, es decir, el ego, que ha tomado vida entre el cuerpo y el Atman, se funde en su fuente y pierde su manifestación, ¿cómo va a poder sobrevivir el Karma si depende de él? Cuando no hay yo egoico, no hay karma.

Sabes una cosa, he aprendido que “Aquí y Ahora” somos libres de vivir sin ego, de igual modo somos libres de vivir sin karma.

No medites. ¡Sé!
No pienses que eres. ¡Sé!
No pienses en ser. ¡Sé!

Tú eres la mente o te crees que eres la mente. La mente no es nada más que pensamientos. Libérate de toda conceptualización limitada y ¡Sé! Consciencia en el Universo Infinito.

Ser lo que uno ya es no cuesta ningún esfuerzo, ya que el hecho de ser siempre esta presente y es algo que se experimenta en todo momento. En cambio, el hacerse pasar por lo que uno no es (es decir, por el cuerpo y la mente) requiere de un esfuerzo mental continuado, aunque el esfuerzo se mantenga casi siempre al nivel del subconsciente.

La vida y la muerte no son fuerzas opuestas, son dos formas de mirar la misma fuerza, porque el movimiento del cambio es tanto el constructor como el destructor. El cuerpo humano vive porque es un complejo de movimientos, de circulación, de respiración y de digestión. Resistirse al cambio, tratar de aferrarse a la vida es como aguantar la respiración; si persistes en ello te matarás a ti mismo. Cuando no acertamos a ver que nuestra vida es cambio, nos revolvemos contra nosotros mismos y somos como Ouroboros, la serpiente insensata que trata de tragarse su propia cola.

Hablar de nuestra dimensión espiritual es quizá la parte más compleja de abordar, porque en una sociedad donde prima lo material, la vida enfocada a lo externo, en la que el dinero, las posesiones materiales y el consumismo son la nota dominante, hablar del espíritu, esa energía de vida, puede sonar un tanto extraño, ¡aunque tal vez sea lo que más necesitamos!

A las puertas del siglo XXI la humanidad se enfrenta a profundos cambios y grandes retos. Las impresiones de MAYA-ILUSIÓN caen (crisis en la economía, crisis en la religión católica con los abusos sexuales, Corrupción en individuos que ejercen la política, Justicia llena de injusticias, y crisis en las relaciones humanas) son momentos de cambio y por tanto de grandes oportunidades.

Estamos ante las puertas de lo que puede ser un salto cuántico en la conciencia de la humanidad y contribuir a ello es un privilegio y nuestra responsabilidad.

OM TAT SAT

¿qué te parece?