Mi corazón dice gracias

POR EN CRECIMIENTO INTERIOR NO HAY COMENTARIOS

mi_corazon_dice_gracias

Hoy estoy escribiendo mis anotaciones con un bolígrafo con tinta de color verde (esperanza-amor). También estoy comiendo unas pipas de girasol, ello me traslada a los recuerdos de mi infancia; pues de niño las comíamos muy a menudo; cosa curiosa las solíamos comer haciendo un círculo (todos somos uno) y entonces dábamos rienda suelta a la imaginación, visualización, intuición, etc. En esa época de la vida, la Mente no estaba todavía muy condicionada.

La Autoindagación en el día de hoy, me posibilita la comprensión de que cuando vivimos erróneamente identificados y apegados a maya-ignorancia, se nos dificulta la vivencia de la autoestima y el AMOR INCONDICIONAL. He ahí de donde nace la autolimitación de amar al prójimo. Hemos siempre de recordar que buscando el bien ajeno siempre se logra el bien propio…

De niño recuerdo que solíamos quedar para ir a jugar (sentir) y era común buscar a los amigos para así en grupo disfrutar, curioso siempre nos encontrábamos incluso a veces sin previamente haber quedado. Ahora de adulto sigo jugando (sintiendo) y es común la convivencia con seres que autoindagan, meditan, estudian, etc. que irradian amor y comprensión. Esta vivencia me reafirma en las palabras que ya fueron dichas hace mucho tiempo….”BUSCAD Y ENCONTRAREIS”.

Abre y resuena en la coherencia consciente de tu corazón, ahí se encuentra aquello que estas buscando.

Has de recordar que con la queja te conectas a campos morfogenéticos de baja energía, que te debilitan, haciéndote más vulnerable a enfermedades, conflictos sociales y carencias. Por el contrario con la Gratitud te conectas a campos morfogenéticos de mayor energía, en los niveles en los que la armonía universal se desarrolla.

OM TAT SAT

¿qué te parece?