Somos Libres

POR EN CRECIMIENTO INTERIOR NO HAY COMENTARIOS

Los sabios “Rishis”, nos recuerdan que “Manolaya” o quietud mental temporal no implica salvación. Manolaya quiere decir concentración, suprimir temporalmente el fluir de los pensamientos.

En el momento en que cesa dicha concentración, se abalanza como de costumbre los pensamientos, viejos y nuevos; y aunque ese adormecimiento temporal de la mente durara mil años, jamás conduciría a la destrucción total del pensamiento, que se entiende por liberación del nacimiento y de la muerte. El individuo debe permanecer siempre alerta y preguntarse interiormente quién está teniendo esa experiencia, quién toma conciencia de su condición placentera, ya que, si no hace esta Autoindagación, entrará en un largo trance o sueño profundo (Yoga Nidra).

En esa etapa, al no disponer de una orientación adecuada, muchos han quedado sumidos en la confusión y han sido presa de una falsa sensación de liberación.

Si tenemos acceso al conocimiento inconsciente de toda la raza humana, ¿Por qué no somos todos enciclopedias andantes?
¡Sólo somos capaces de obtener del orden implicado la in-formación que viene directamente al caso en relación con nuestros recuerdos!

Debido a la resonancia personal, la conciencia personal del individuo sólo tiene a su disposición unas cuantas imágenes, relativamente pocas, de la casi infinita variedad de imágenes que hay en la estructura holográfica implicada del universo.

La agitación de la Mente es la causa del deseo, de la sensación de autoría de las acciones y de la personalidad.

Todo lo que veas que sucede en el estado de vigilia le sucede tan solo al sujeto conocedor y, dado que éste es irreal, en realidad nunca sucede nada.

El creador que hay en tu interior siempre “Es”. La manifestación de lo creado es percepción de aquello que no es.

Po lo cual en la experiencia consciente del Atma se aconseja ir hacia el interior. Aquello que siempre “Es” da la posibilidad de manifestación del “cuerpo” (lo que no es). Ello “Aquí y Ahora” se encuentra en tu interior, solo has de aceptarlo.

Cuando creemos que algo es verdad, nuestra creencia se combina con otras fuerzas del campo de la matriz de Planck para dar las instrucciones al cuerpo, que las convierte en realidad (MAYA), libérate de todo apego limitador de tu libertad.

OM TAT SAT

¿qué te parece?