¿CÓMO LOS IMANES PUEDEN MEJORAR LA SALUD?

Izengabea1

El mayor defensor de la terapia magnética durante la segunda mitad del siglo XIX fue el doctor C. J. Thacher. Este médico explicaba que la energía de la vida provenía de la fuerza magnética del sol y era conducida a través de la sangre debido a su alto contenido en hierro. Aproximadamente un siglo después, en 1954, Linus Pauling recibió el Premio Nobel de Química por sus descubrimientos sobre las propiedades magnéticas de la hemoglobina, una sustancia presente en la sangre que contiene hierro. A mediados del siglo XX, el interés por la curación magnética aumentó rápidamente en países como la India, Rusia y Japón.

Mas información:  ARTICULO MAGNETOTERAPIASALUD CUÁNTICA

PRECIO 750€ (IVA no incluido)